La reclamación judicial de declaración de incapacidad de un trabajador nunca es una tarea sencilla, puesto que el dictamen emitido por el Equipo de Valoración de Incapacidades de la Seguridad Social (EVI) – el órgano que valora al trabajador a instancias del INSS – que es quien debe declarar administrativamente la existencia o no de una incapacidad, goza de una presunción de veracidad. Esta presunción de veracidad supone que el trabajador que pretenda acudir a la vía judicial para que un juez vuelva a valorar su estado, deberá acreditar que el EVI se equivocó en su dictamen, ya sea porque no valoró padecimientos existentes o porque lo hizo de manera deficiente.


Cuando se trata de un trabajador autónomo la situación se complica todavía más puesto que la jurisprudencia es algo más estricta a la hora de considerar que existe una incapacidad puesto que el trabajador puede flexibilizar sus horarios y sus exigencias de rendimiento.

Como ejemplo, os contamos el caso de Laura, trabajadora autónoma como masajista y cliente de Eurosiniestro. Tras haber permanecido un año de baja laboral y padecer varias dolencias, entre ellas importantes problemas lumbares, fibromialgia, artrosis e importantes secuelas en el brazo izquierdo como consecuencia de los tratamientos de un cáncer de mama que había padecido años atrás, el EVI consideró que Laura podía continuar ejerciendo su profesión habitual.


A la vista de la situación se decidió demandar al INSS, entendiendo que las dolencias que Laura presentaba no le permitían desempeñar su actividad como masajista ya que no podía ni permanecer de pie durante horas, ni emplear sus brazos con la exigencia requerida, ni, en definitiva, cumplir con tareas propias que su profesión exigía.


A esta fecha Laura ha sido declarada en situación de incapacidad laboral para su profesión de masajista por lo que cobrará la pensión correspondiente, algo que a todo el equipo de Eurosiniestro nos llena de satisfacción y también de motivación, porque sabemos del sufrimiento de los clientes que se encuentran en esta complicada situación.

Si quieres contactar con Eurosiniestro puedes enviar un mail a info@eurosiniestro.esrellenar el formulario de nuestra página de contacto o llamar al número de teléfono 986 23 41 42. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Carolina Rivas. Socia Fundadora